Como os comenté la semana pasada estoy metida de lleno en la restauración y transformación de unos muebles para un salón de estilo shabby chic. En concreto las piezas son cuatro, una alacena, un aparador con espejo, un baúl precioso y una vitrina.

La vitrina ya la tengo lista y le he ido haciendo fotos durante todo el proceso para que veáis el cambio tan radical y el potencial que tienen estos muebles. Empezamos!

1 – LIMPIAR Y LIJAR

Este paso es muy importante y de él dependerá en gran parte el resultado, hay que quitar muy bien todo resto de grasa, cera y suciedad que tenga el mueble, para ello un estropajo y a frotar mucho. Una vez limpio le pasamos una lijita fina, esto ayudará a que la pintura se adhiera mejor y a que la superficie quede más lisita.

2 – DESMONTAR

Ahora toca desmontar todas las piezas, puertas, cajones, cristales. De esta manera el proceso de pintado será mucho más sencillo y podremos llegar a todas la esquinitas perfectamente. En este caso preferí no quitar los cristales laterales de la vitrina, había algún junquillo pegado y si tiraba lo rompía así que decidí empapelarlos con cinta de carrocero.

3 – PINTAR

Ahora sí que sí toca pintar. Esta vez he utilizado pintura a la tiza en color blanco puro, que va muy bien para dar el toque de acabado desgastado típico de este estilo y que tanto nos gusta. Esta pintura como ya habréis oído alguna vez está genial porque agarra muy bien y no hace falta dar imprimación a la pieza. A mí lo que menos me gusta es lo densa que es, así que para que quede un acabado fino me gusta diluirla con agua, cubrirá algo menos pero como os digo el acabado es mucho más fino. Para dar el color a los interiores he diluido la pintura en agua y he ido dando brochazos buscando un acabado más rústico.

4 – FORRAR PAPEL TRASERA Y FONDO CAJONES

Decidimos forrar el fondo de la vitrina con este papel de flores que compramos en leroy merlin, y para los interiores y otra de las piezas elegimos este verde tan bonito. Ya la veréis ☺. Para forrar el fondo utilicé una cola especial para papel de pared. Este paso requiere paciencia y cariño, cuanto más gordito sea el papel más fácil es la colocación, tenerlo en cuenta.

5 – MONTAR PIEZAS

Ya tenemos todas las piezas pintadas y listas, así que ahora toca montar, colocar puertas y cajones y volver a poner los cristales en su lugar.

6 – DECAPAR Y ENCERAR

Para decapar la pieza no necesitamos más que una lija de grano fino. Lijaremos toda la pieza para mejorar su acabado y luego iremos incidiendo en las zonas que queremos decapar, esquinas, borde de los cajones, intentando que el desgaste parezca producido por el paso del tiempo y resulte natural. Una vez hayamos conseguido el efecto deseado, aspiramos y limpiamos todo el polvo y enceramos para proteger la pieza.

EL RESULTADO

Qué os ha parecido el resultado? Estad atentos por que poquito a poco os iré enseñando todos los muebles que forman este salón. ☺ y si queréis ver esta y otras piezas pasaros por la shop.