Una tendencia que a mi particularmente me encanta son los mix de sillas en el comedor. Dan muchísima personalidad a las estancias. Las sillas son unas piezas maravillosas, de las que más nos gustan a los locos del diseño, así que, por que quedarse solo con una pudiendo tenerlas todas :)

Podemos jugar con los colores, con los diseños, con los estampados, así que hoy os propongo varias ideas y varias formas de jugar con ellas, con cual te quedas?

Diferente silla y mismo acabado

Una opción si te gusta esta tendencia pero no quieres romper en exceso la armonía, es utilizar sillas diferentes pero darles a todas el mismo acabado y tapizado, si es el caso.

Misma silla y diferente acabado

Otra opción para crear un mix de sillas, es jugar únicamente con los colores, utilizando el mismo modelo de silla. Podemos pintarlas de varios colores, dando movimiento y personalidad a la decoración, pero de una forma más ordenada. Podemos pintarlas a pares, destacar solo una de las sillas, utilizar un color o hacer un degradado… Como siempre os digo, con la pintura no hay límites, así que imaginación al poder.

Diferente silla y diferente acabado

Y aquí la más loca de todas, jugando con los diseños, con los colores, los estampados… Lo ideal para este caso es crear un entorno neutro, de esta manera le daremos a nuestro juego de sillas el protagonismo que se merece. Como en el apartado anterior podemos jugar con los colores como más nos apetezca, con colores diferentes o utilizando tonos similares.

Colores diferentes

Mismos tonos o parecidos

Imágenes vía 

Una opción arriesgada, pero muy acertada y que no pasará desapercibida. Si no sabes como llevarla a cabo o te da miedo meter la pata, en Le Palier no solo le damos el acabado perfecto a tus sillas, también te las buscamos y te ayudamos con la decoración de tu comedor. Pásate por nuestra nuestra web y ponte en contacto con nosotros, cuéntanos tu idea y la haremos realidad.

Ahh y cuéntanos aquí o por redes, que te ha parecido el post de hoy y si tienes alguna idea o sugerencia… somos todo oídos.