Este año las vacaciones han hecho muy bien su trabajo. Hacía tiempo que no conseguía desconectar tantísimo de todo, y que bien me ha venido. No solo he  cargado pilas para volver al trabajo llena de ilusión sino que he pegado un cambio de chip importante.

Ya os comenté en las redes que estos últimos meses el ver que iba consiguiendo tantas cosas, que el negocio iba creciendo, me hizo desordenar un poco mis prioridades y dedicar horas de más al trabajo, restando horas de ocio y de lo más importante, mi familia. Eso no solo me afecta a mi a nivel emocional, si no que me estaba dando cuenta que no estaba disfrutando tanto de mi trabajo como al principio, y eso no puede ser. Adoro mi trabajo y mi negocio y disfrutar y poner todo mi corazón es lo más importante para que todo salga bien.

Así que si recibís un pedido un día más tarde o un miércoles no publico un post, no pasa nada… solo estoy poniendo mi corazón en mis trabajos, por que las prisas cuando se trata de crear no son buenas compañeras.

Después de soltaros todo este rollazo vamos al lío…  El salón que visitamos hoy me encanta. Refleja el amor por la naturaleza, la playa, con colores neutros muy calmados y un juego de texturas que lo hacen muy acogedor.

Imágenes vía

Fibras naturales, bambú, plantas, mezclados con mobiliario de lineas rectas, otros de estilo más industrial y pequeños recuerdos a lugares exóticos que terminan de darle ese toque personal tan importante a la hora de decorar.

La paleta de colores es muy importante en este salón boho, el blanco, la madera y esta base tan neutra ayudan a crear este ambiente tan relajado. En le Palier estamos deseando ayudarte a hacer tuyo tu hogar, nuestros productos son únicos y totalmente personalizables así que ponte en contacto con nosotros y cuéntanoslo.

Autora LePalier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *