Yo soy muy ñoña, siempre lo he sido, ¡qué le voy a hacer! “pa lo bueno y pa lo malo”,  ñoña y sensiblera hasta el extremo. Así que mi mamá se quejará de muchas cosas pero no de que le falten besos os lo aseguro ☺ La tengo jartita!! Y es que, ¿quién hay más especial que una madre? y ¿cómo no decirle y demostrarles lo que sentimos? Bueno pues ñoños y no tan ñoños, el Día de la madre está al caer y qué mejor momento para dejar las vergüenzas a un lado y darles una alegría.

Leer más