La felicidad hay que ganársela. No vale quejarse. Tu momento no llegará nunca si no haces nada por buscarlo. Cierto que a veces las responsabilidades nos hacen valorar y elegir la seguridad, pero os aseguro que la vida es mucho más divertida si te tiras de vez en cuando a la piscina.

Leer más