Aquí estoy por fin, después de más de dos meses sin aparecer por aquí, me digno a enfrentarme a mi ordenador!! jeje Soy mas de pintura, lija y sierra de calar y lo de subir a la oficina me gusta más bien poco :) Además que es por una buena causa y es que tenemos la agenda a reventar, entre pedidos de la shop, encargos, la reforma del local… Tenemos que priorizar y lo primero es sacar las cositas bien y a tiempo, pero bueno, yo no desespero, llegará el día en que tenga un montón de post programados y ande la mar de tranquila. Lo seguiré apuntando en mi agenda ;)

Hace ya más de dos años que nos mudamos aquí y aún hay estancias a las que no he podido meterle mano. La última con la que me he liado es con un dormitorio que tenemos en la buhardilla. Aún no lo he terminado, pero quería enseñaros esta primera fase. Así que ahí va, una manera sencilla de decorar un dormitorio abuhardillado.

Como he colocado la cama en la zona más baja de la habitación al diván sobre el que he colocado el colchón le he quitado las patas. así queda a la altura perfecta. Como cabecero uno de nuestros últimos modelos, el cabecero étnico que le da un toque súper fresco y juvenil.

Como veis la mesilla no es más que un tronco al que le he quitado la corteza, lijado a conciencia y pintado la parte de arriba. El flexo cromado de ikea le da un contraste genial. no os parece? Y la lámina preciosa lámina de imaginaran termina de rematar esa esquinita.

Para los textiles, como la mayoría de las veces, tiendo al blanco, fácil de combinar y de limpiar :) Con los cojines he buscado darle un toque étnico muy ligero, en rosa empolvado y un pelín de negro como contraste.

Y ahora viene la parte más guay. En la otra zona del dormitorio tengo un escritorio que transformé hace tiempo, que como veis lo tengo sin silla jeje y esta preciosidad de armario que está pidiendo a gritos un viaje al presente. Así que esa será la segunda fase, buscarle una silla al escritorio y transformar el armario, para el que tengo pensado algo muy pero que muy guay ;)