Ya está…ya pasó… después de un año esperando y preparando por fin llegó el día y fue el día más mágico de nuestras vidas, ni en el más maravillosos de los sueños hubiera podido percibir todo el amor y el cariño que se vivió ese día. Pero lo dicho, ya pasó y se quedará en nuestro recuerdo por siempre.

Hoy quería agradecer a todos los que ayudaron a que ese día fuera así de mágico, a Piedad de Ada novias que tuvo más paciencia que un santo conmigo :), a mi queridísima Andrea de cotton candy que supo captarme a la primera y que con un gusto increíble diseño todos los complementos que llevábamos.

14963262_897915080344409_5010153622962552719_n 14650157_886631158139468_2972971700339784219_n 14713549_888821091253808_369316917819212606_n 14611153_893756707426913_7855757961188867843_n

A Angeles Silvestre que preparó un escenario brutal para la ceremonia y dejó a todos con la boca abierta con un gusto exquisito. El lugar que elegimos para la ceremonia fue un viñedo que hay cerquita de casa, nadie sabía donde se iba a celebrar así que cuando llegaron allí alucinaron por completo ;)

img-20161017-wa0014 img-20161015-wa0014 img-20161015-wa0018 img-20161017-wa0053 img-20161017-wa0016 img-20161016-wa0037 img-20161016-wa0041

Y a mi queridísimo Aitor Audicana, que nos volvió a enamorar con su trabajo, con esa manera que tiene de fotografiar sentimientos, de darle al botón en el momento perfecto desde el ángulo ideal… Aquí os dejo un pequeña pincelada de su trabajo y de lo que vivimos.

De ahí nos fuimos al restaurante Lola a celebrarlo y los mimo… un trato exquisito y la comida impecable. Con la emoción y la locura el día que lo decoré me olvide de sacar fotos, a ver si recupero algo y os enseño :(

Muchísimas gracias a todos de corazón por hacer de nuestra boda un auténtico cuento de hadas