Esta estantería llevaba años en el trastero repleta de herramientas, era de mi marido y no recuerda muy bien de donde salió, así que no os puedo dar detalles. No había reparado mucho en ella hasta el momento de la mudanza, no sabíamos donde meterla pero nos daba pena tirarla, así que la pusimos en la cocina en principio de manera provisional por que mi idea era buscar una alacena de cocina con puertas y cajones. Como vi que iba para largo y esa madera tan oscura se estaba comiendo la cocina, decidí pitarla. El resultado nos encanta así que, de momento, parece que ahí se queda.

DSC_0195 copia

La madera estaba tratada con aceites así que antes de nada hubo que sellarla bien para que el aceite no subiera a la superficie, después del sellador le di un par de capas de imprimación y por último dos capas de pintura al agua. Siempre lijando un poquito entre capas para que el acabado quede lo más perfecto posible. Para que no perdiera el aire rústico y darle un poco de caracter lije algunas zonas para sacar un poquito la madera. Para terminar dos capitas de barniz al agua. Como os decía al principio mi idea era un mueble con puerta para meter los electrodomésticos pequeños y la manera de solucionarlo ha sido poniendo unas cortinitas que cumplen su función y quedan de lo más chic.

Restauración alacena cocinaDSC_0305 copia DSC_0307 copia DSC_0308 copia DSC_0309 copia DSC_0310 copia DSC_0311 Restauración alacena cocina

Ya habéis visto un trocito más de nuestra nueva casa. Espero que os haya gustado

Buen día!

Noelia

Autora LePalier

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *